¿Qué es UX? Explicado en 5 minutos

¿Qué es UX? Explicado en 5 minutos

Image for post
Photo by Gaetan Boutet on Unsplash

Como diseñador UX eres responsable de obtener la mayor cantidad de información de 4 actores, parte de toda experiencia:

  1. El usuario
  2. El contexto
  3. El sistema
  4. El negocio

Entendiendo al usuario

La “U” en UX significa Usuario. Sin información sobre QUIÉN es la persona para la que estamos diseñando, la persona que va a usar el sistema solo estamos haciendo X.

Entender al usuario significa que hablaste con él, que lo observaste, que sabes cómo se llama, que lo viste interactuar con tu sistema, que lo viste comprar el producto, que lo escuchaste decir que si usaría algo o que le interesaría algo que le resolviera un problema que tiene. Entender al usuario no es utilizar una foto de stock, inventarle un nombre y luego ponerle las cualidades que tú quisieras que tenga.

Tu trabajo en entender al usuario debe contestar preguntas que nos permitan saber quién es. ¿Cómo se llama? ¿Cuántos años tiene? ¿Qué le gusta hacer? ¿Dónde vive? ¿Qué hobbies tiene? Realmente tienes que entender a la persona a nivel individual hasta que sientas cierto grado de familiaridad, que debería ayudarte a desarrollar empatía por esa persona, y entender mejor por qué es la persona que es, o identificar cosas que esa persona pueda necesitar o no te esté diciendo directamente.

Image for post
Photo by Muhammad Raufan Yusup on Unsplash

Entendiendo el contexto

Lo siguiente que tienes que entender, es el contexto en el que esa persona se encuentra. Una persona, sin contexto, no es más que un personaje bi dimensional, es el contexto lo que le da razón a las necesidades y a las acciones. ¿El contexto de la persona lo obliga a estar siempre en movimiento? ¿Su contexto limita la cantidad del tiempo disponible que tiene al día? ¿Qué oportunidades de resolver sus problemas tiene a su alcance debido a su contexto? El contexto le da profundidad a las necesidades que una persona tiene, y es como UX es fundamental que entiendas no solo a la persona, sino las dinámicas sociales y culturales que afectan a esa persona.

¿Cómo es su trabajo? ¿Cómo es su familia? ¿Qué cree la persona que otras personas esperan de ella? ¿Qué le preocupa darle a entender a los demás? El contexto está siempre presente, y controla las acciones, el tiempo que tenemos, la atención que podemos ponerle. Además, el contexto es lo más difícil de replicar mientras investigamos, porque lo que hace una persona en un laboratorio y lo que hace cuando está solo en su casa, pueden ser cosas completamente diferente. También hay que considerar si hay algún miedo o desesperación si necesita cumplir con una tarea.

Tu trabajo es contestar preguntas que nos permita entender cómo es el ambiente en el que se desarrolla esta persona, o entender las variables que afectarán la experiencia que estamos buscando diseñar. Y al igual que con el usuario, realmente necesitas entender ese contexto, necesitas hacer lo posible por entender lo que se siente ser parte de él, para poder desarrollar más empatía por tus usuarios.

Image for post
Photo by Becca Tapert on Unsplash

Entendiendo el sistema

Esta siguiente etapa hace referencia a que tienes que entender cómo el usuario usa algo, y no lo digo en el sentido figurado de si puede sacarle provecho a una herramienta. Me refiero a literalmente entender cómo la usa, si lee, si hace scroll, si usa una mano o las dos, si se salta una parte o si encuentra el botón que está buscando.

Entender el sistema hace referencia a contestar preguntas que nos dicen cómo alguien hace algo con un producto o herramienta, a nivel ergonómico, de usabilidad, a nivel heurístico. Queremos saber si el sistema es claro como para que el usuario sepa que hacer antes o después de realizar una acción. Queremos saber si el sistema hace sentido según lo que el usuario espera lograr y si habla el mismo idioma que él, si el sistema se ve bien en el dispositivo que tiene, si tiene conectividad, si funciona y si le permite cumplir sus objetivos explícitos e implícitos.

Tu trabajo es poder contestar preguntas que nos permitan diseñar el sistema ideal para la situación o el contexto que el cliente enfrenta, en el momento y de la manera en la que el cliente lo necesita. Necesitamos entender si el sistema es claro, si el texto es el correcto y si los colores le ofrecen guía de qué hacer y cómo hacerlo. Necesitamos saber en qué se puede equivocar y qué información necesita conocer para resolver su problema.

Image for post
Photo by Prateek Katyal on Unsplash

Entendiendo el negocio

Por último, el negocio es una fuerza invisible, pero omnipresente en todas las experiencias que diseñamos. A ojos del usuario, el negocio no está ahí físicamente, no es algo que forma directamente parte directa del contexto del cliente, pero el rol del negocio es el de establecer el objetivo último y final de la experiencia que estamos diseñando.

Tu trabajo, para entender al negocio, es entender a qué suma que el usuario resuelva su problema ¿Representa una oportunidad de vender algo? ¿De informarlo de algo? ¿Por qué le suma algo al negocio el que esta persona, en este contexto utilice un sistema? No podemos diseñar sin saber qué objetivo tenemos que cumplir, o cuáles son las limitantes o necesidades del negocio, porque es el negocio el que nos da chamba en primer lugar y el que es el que tiene el principal problema a resolver.

UX es la disciplina de resolver problemas

Nuestro fin último como UXers es encontrar una solución, y para encontrar una solución viable, útil y valiosa tenemos que tener un claro entendimiento de la persona para la que diseñamos, de su contexto, de las herramientas que usa y de lo que el negocio para el que trabajamos quiere lograr. Así de fácil.

Lo que nos separa como UXers es el qué hacemos con ese entendimiento. Algunos se especializan en investigarlo, definirlo y comunicarlo, otros en aplicarlo para generar un flujo de navegación o de arquitectura, la mayoría suele enfocarse en aplicar ese conocimiento para generar interfaces visuales o gráficas que le permitan al usuario cumplir lo que espera realizar.

Hay muchas herramientas, técnicas y metodologías que te permiten entender al usuario, su contexto, al sistema y al negocio, pero independientemente de tu formación, del tipo de diseñador que eres o que quieres ser, no hay diseño sin estas 4 cosas por entender. Así nomás.

Ahora, si quieres seguir tu camino de aprendizaje hay otros artículos que te pueden servir:

Compartir:FacebookTwitter
Súmate a la discusión

Instagram

Instagram has returned empty data. Please authorize your Instagram account in the plugin settings .

Please note

This is a widgetized sidebar area and you can place any widget here, as you would with the classic WordPress sidebar.